Tarifa de la zona azul en Madrid 2023

Tarifas.net

El servicio de estacionamiento regulado en Madrid comprende dos zonas, una azul y otra verde repartidas por el centro de la ciudad. Las zonas verdes están destinadas principalmente a los residentes del centro de Madrid que mediante el pago de las tasas anuales tienen derecho a poder estacionar en estos aparcamientos delimitados por lineas discontinuas verdes, y en las que los visitantes tendrán opción a aparcar durante un máximo de una hora. Pero, ¿cuáles son las tarifas de la zona azul en Madrid? Por el contrario las zonas azules están destinadas a los visitantes que no pagan las tasas anuales como residentes de la ciudad de Madrid, y en estas zonas estos visitantes si tienen la opción de poder estacionar durante un máximo de dos horas.

Tarifa y horario de la zona azul

En primer lugar, el horario en el que los visitantes pueden estacionar su coche en al ciudad es el mismo tanto para la zona azul como para la zona verde, siendo de lunes a viernes de 9 de la mañana a 9 de la tarde, mientras que los sábados será desde las 9 de la mañana hasta las 3 de la tarde, y los domingos se podrá aparcar el coche tanto en zona azul como en zona verde sin ninguna tarifa aplicable.

También durante el mes de agosto el horario de los parquímetros será de media jornada como los sábados del resto de los meses, siendo de 9 de la mañana a tres de la tarde.

El coste de aparcar dentro de la M30 de Madrid en zona azul (sin contar Madrid Central) sería:

  • Coste de aparcar 30 minutos en zona azul: 0,40 euros
  • Coste de aparcar 1 hora en azul: 1,10 euros
  • Coste de aparcar 2 hora en azul: 2,95 euros
  • Coste de aparcar 3 hora en azul: 5,20 euros
  • Coste de aparcar 4hora en azul: 8,40 euros

La tarifa de la zona azul cuenta con dos tiempos mínimos:

  • Estacionamiento de un vehículo hasta cinco minutos (tarifa mínima) – 0,05€
  • Estacionamiento de un vehículo hasta veinte minutos (tarifa mínima) – 0,25€

Los nuevos parquímetros de Madrid y la forma de usarlos

Los nuevos parquímetros existen desde hace un tiempo en la capital española, pero muchos de nosotros todavía estamos involucrados en su uso. ¿Puedo usarlo para áreas verdes y azules? Cuál es el precio ? ¿Y el tiempo máximo de estacionamiento? Resolvemos todas tus dudas.

Lo primero: no entres en pánico. Los nuevos parquímetros tienen más botones que los antiguos, pero son muy fáciles de usar. Hay tres modelos un poco diferentes, aunque básicamente iguales: tienen pantallas más grandes que los modelos anteriores, donde se reflejan los siguientes pasos, la primera fila de botones con números y letras -utilizados aquí para insertar matrículas-, luego, ranuras para comunicaciones. o tarjetas de crédito – en el segundo caso, son similares a las ranuras de los cajeros de los bancos. Cuando llegues a tu nuevo parquímetro, debes saber que ya no es azul ni verde: todos son del mismo color por fuera y tú eres quien le indicará a la computadora, como datos primero, si estás parado en azul o verde.

El siguiente paso es ingresar su número de placa. Para ello, se utiliza una fila de números y letras fáciles de ver en la parte inferior de la pantalla principal. Hay botones que le permiten corregir si comete un error. Después de ingresar el teclado numérico y las letras, la pantalla le pedirá que acepte o confirme los datos.

Una vez introducidos estos datos, la máquina establece una conexión con la DGT a través de la cual se informa a la máquina de la tecnología que utiliza el vehículo en cuestión y en base a esta información, la máquina determina una tasa que tienes que pagar. Este proceso se lleva a cabo durante un período de tiempo que, si se para frente al mostrador de espera, puede llevar mucho tiempo. no te rindas; En aproximadamente medio minuto, llegará la respuesta y se mostrará en la pantalla. Mientras tanto, espere y no toque ningún otro botón.

El tercer paso será elegir el método de pago. Los nuevos parquímetros se pueden pagar en efectivo, con tarjeta de crédito o con una tarjeta telefónica. La pantalla te da tres posibilidades, cada una marcada con un número. Seleccione la opción y marque el número que viene con ella.

Es muy fácil de usar, solo necesitas tener paciencia y acostumbrarte al cambio

  • Vehículos de categoría A: A esta categoría pertenecen los coches eléctricos o híbridos. A los usuarios de este tipo de transportes, se le hace una reducción de un 20% sobre el precio básico, como forma de potenciar el uso de estos vehículos compatibles con el medio ambiente.
  • Vehículos de categoría B: A esta categoría pertenecen los coches de gasolina matriculados a partir del año 2006 y los de diesel que daten del presente año 2017. A estos coches se le aplica una reducción del 10%, pues se considera que al ser de nueva creación, no expulsan humos tan contaminantes y en su fabricación se han observado las últimas disposiciones vinculadas a la protección del medio ambiente.
  • Vehículos de categoría C: Son aquellos coches de gasolina matriculados entre el año 2001 y el 2005 y los vehículos de diesel datados entre los años 2006 y 2017. Este tipo de coches no tienen rebaja ni penalización y, por lo tanto, pagan la tarifa básica.
  • Vehículos de categoría D: A partir de esta clase, se aplica una penalización a los usuarios de los coches que se consideren parte de ellas. Pertenecen a la presente categoría aquellos coches de gasolina pertenecientes al periodo comprendido entre los años 1997 y 2000 y los diesel vinculados a los años comprendidos entre el 2001 y el 2005. En estos casos, a la tarifa básica se le aplica un recargo del 10%.
  • Vehículos de categoría E: Esta es la última categoría que se contempla. A esta pertenecen los coches de gasolina anteriores a 1997 y los diesel anteriores al año 2001. A todos ellos, considerados como los más contaminantes, se les aplicará un recargo del 20% sobre la tarifa básica.

Asimismo, también se producen recargos según el nivel de ocupación. Será el parquímetro, en el momento de introducir nuestra matrícula, el que nos dirá finalmente cuánto tenemos que pagar. Dadas las nuevas medidas, los parquímetros también han cambiado y sirven ambos para la zona verde y la azul indistintamente, pues tendrás que seleccionar en la pantalla del parquímetro en qué zona has aparcado antes de que se te aplique una tarifa u otra. Esto se debe hacer antes de introducir la matrícula del coche. Una recomendación que te hacemos es que, si tienes un teléfono con cámara y no te sabes de memoria la matrícula de tu coche, le hagas una foto antes de ir a pagar al parquímetro. De esta manera, no correrás el riesgo de que se te olvide y no tendrás que perder tiempo en buscar papel o lápiz o en intentar memorizarla a corto plazo, corriendo el riesgo de que se te olvide algún número y tengas que volver a consultarla antes de terminar la operación.

Como solía ocurrir en los parquímetros antiguos, los nuevos tampoco devuelven cambio. Sin embargo, a diferencia del caso anterior, si introducimos más dinero del correspondiente al tiempo que vamos a estar, la diferencia se queda vinculada a tu matrícula y te puede servir para la siguiente ocasión que aparques tu coche en la zona azul. Una novedad también que introducen estos parquímetros es la posibilidad de pagar la transacción con tarjeta y también a través de la aplicación E-Park, que permite realizar el proceso a través de cualquier tipo de smartphone. Estas dos modificaciones hacen que el proceso sea mucho más sencillo, pues en muchas ocasiones la falta de efectivo resultaba un grave problema para los conductores.

Preguntas frecuentes acerca del Sistema de Aparcamiento Regulado en Madrid

Desde que entró en vigor el nuevo sistema de aparcamiento regulado y los nuevos parquímetros en Madrid parece que mucha gente no tiene muy claro quién puede y no puede aparcar en zona azul o zona verde y qué hay que hacer para sacar y pagar el ticket. Por eso, a continuación respondemos a algunas de las preguntas frecuentes acerca del SER:

¿Pueden los residentes aparcar ene el SER? Sí, siempre y cuando luzcan en el coche un distintivo que acredite que son residentes de la zona.

¿Están todas las zonas del centro restringidas al aparcamiento? No en determinados lugares como en los hospitales o sus proximidades los agentes controladores tienen indicaciones de ser mucho más sensibles a la hora de imponer sanciones y generalmente se deja aparcar en estas zonas sin poner multa.

¿A cuánto ascienden las sanciones por aparcamiento indebido en zona azul? Si solo han pasado un par de horas como máximo la sanción equivale a unos 4 euros y se puede cancelar en el propio parquímetro De otra manera, la sanción puede llegar a los 90 euros.

¿Es cierto que se puede evitar pagar las multas de zona azul? Desde hace un tiempo circula por internet una información que asegura que se pueden recurrir cualquier multa de zona azul pero, es esto cierto? Se pueden recurrir, pero obviamente hay que seguir un procedimiento. Es cierto que la notificación que nos dejan no es una multa impuesta por una agente del orden, sino que es una simple denuncia que hace una persona que trabaja para una empresa privada. Lo recomendable es, no pagar los 3 euros de recarga inmediatamente y esperar a que nos envíen una notificación certificada a nuestro domicilio. Es muy probable que no lo hagan, o que llegue por correo no certificado, en ese caso es recomendable seguir sin hacer nada (ni pagar ni hacer alegaciones) ya que la iniciación del proceso sancionador no será efectivo. Si siguen sin enviar la notificación certificada, llegará un momento en que el proceso sancionador habrá prescrito.

4.66 / 5
4.66 - 47 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar